Cesta0
Total:0,00 €
Tu cesta esta vacía!

Uno de los principales componentes en un cultivo indoor es, además de la luz, es disponer de un buen sistema de intracción y extracción de aire que sea capaz de proveer a nuestras plantas de aire fresco y de facilitarles una correcta temperatura y humedad, dentro de lo posible.

Tanto como la luz o los fertilizantes, la ventilación es uno de los parámetros más importantes en el cultivo del cannabis en interior. Esta permitirá que la planta asegure todos los intercambios de gases necesarios (fotosíntesis, respiración,..), que evacue el calor de las bombillas, que se gestione mejor el clima y por tanto, que se formen plantas sanas y grandes

La clave para que un cultivo de cannabis llegue a buen puerto es el aire fresco. El oxígeno y el dióxido de carbono es la base de la vida de la planta. Con el oxígeno la planta genera su propia energía quemando los hidratos de carbonos y otros alimentos. El CO2 es imprescindible para poder realizar la fotosíntesis. Las plantas producen más oxígeno del que utiliza y consume más Co2 del que produce, de hay la importancia de una buena ventilación en la zona de cultivo.

El sistema de ventilación para las plantas se compone de, por lo menos, dos o tres elementos complementarios: el extractor de aire, el ventilador de movimiento del aire y a menudo un intractor de aire.

¿Qué extractor elegir para mi cultivo de marihuana?

El extractor será útil para renovar el aire en el espacio de cultivo y sobre todo para regular el clima.  Se trata del elemento más importante de la ventilación. La potencia del extractor deberá ser adaptada al tamaño del espacio de cultivo y a la potencia lumínica empleada. Cuanto más fuerte sea la potencia lumínica más deberá serlo el extractor…

Se trata de complementarlos perfectamente. Existen varias reglas para calcular la potencia del extractor según el espacio de cultivo, pero ninguna de ellas toma en cuenta los diferentes factores: la potencia lumínica utilizada, el volumen del espacio del cultivo y la temperatura exterior.

La regla que utilizamos para calcualr este parametro es la siguiente: kit de 400 watios por cada 1m2 o de 600 watios cada 1.20m2.

Para calcular el caudal de aire que necesita tu cultivo se multiplica ANCHO X FONDO X ALTO para hallar los metros cúbicos (m3) del cultivo y se multiplica por 30 que son las veces que deberiamos renovar el aire por hora en un cultivo.

Ejemplo:
- Sala de cultivo de 3 x 3 x 2.5 metros = 22.5 m3. - Volumen 22.5 m3 x 30 veces por hora= 675 m3/h. Hay que disponer de una salida de aire al cultivo de al menos 675m3/h para una correcta renovacion de aire.

La entrada de aire sera aprox. un 15% mas baja (500m3/h) para que la presión siempre sea negativa, osea hacia fuera, para evitar sobrepresión de aire en el cultivo que afecta a las plantas y evitar otro grave problema que puede ser la mal funcionamiento del filtro de carbono con la consiguiente salida del olor... por donde no debe de salir!!

Si se utilizan en conjunto con tubos de conducto, filtros de carbono antiolor, silenciadores, ozonizadores, etc.. hay que tener en cuenta elegir un caudal superior (entre un 10-25%) dependiendo del largo del sistema de extraccción para salvar esa presión (cadencia) y obtener un montaje de máximas garantias. Es importante diferenciar los extractores de tipo helicoidal que en realidad son simples ventiladores de helices, con los extractores industriales (RVK, PrimaKlima), que son verdaderas turbinas industriales mucho más eficaces. ¡Las potencias anunciadas entre esas dos clases de extractores en M3/h no son realmente comparables!

En la práctica los helicoidales podrán ser utilizados con el fin de extraer el aire de un espacio de cultivo que usa una bombilla de bajo consumo (o como intractor de aire, lo volveremos a comentar un poco más adelante). Si utilizáis una bombilla MH o HPS será imprescindible usar un extractor tubular de tipo RVK o PrimaKlima. Ese tipo de extractor permitirá igualmente acoplar un filtro antiolor de carbón para así poder librarse de los olores indeseados del cultivo de cannabis.

En un espacio pequeño, el intractor de aire no es obligatorio si se usa un buen extractor tubular tipo RVK, VK, PRIMA KLIMA. Efectivamente, con el efecto de la presión, el aíre podrá entrar pasivamente por las simples aeraciones situadas en las paredes del espacio de cultivo (para prevenir de que entre la luz por esas aeraciones solo hará falta añadir un poco de tubo tipo conductos de aire).

Pero por supuesto, podéis también usar un intractor de aire para:

- Traer más aire fresco desde otra habitación o desde el exterior y así poder gozar de un mejor clima.
- Limitar la presión del aire causada por el extractor que tiende a « aspirar » las paredes del espacio de cultivo hacia su interior, lo que hace que se pierda un poco de espacio útil.

En todos los casos, la potencia del intractor de aire deberá ser siempre inferior a la del extractor, sobre todo si se usa un filtro de carbón (gracias a la presión todos los olores pasarán obligatoriamente por el filtro). Generalmente será suficiente un simple ventilador helicoidal como intractor de aire.

¿Qué ventilador utilizar dentro del cultivo de cannabis?

El ventilador para mover el aire es complementario al extractor de aire. A nivel climático no permitirá que disminuya la temperatura pero en cambio impedirá la estratificación del aire en zonas más o menos calientes (el calor siempre tiene tendencia en subir). El ventilador de aire es importante sobre todo para las plantas ya qué sustituye la tarea natural del viento y hará que:

- Se refuercen los tallos y las ramas de las plantas para volverlas más resistentes y ayudarlas a aguantar el peso de los cogollos al final de floración.
- Se remueva el aire alrededor de las plantas y así favorezca los intercambios de gases.
- Se reduzca la humedad relativa y así los riesgos de enfermedades y hongos.

Los modelos de ventiladores más corrientes son los mismos que los que se usan en verano en nuestras casas. Un ventilador oscilante con rejilla será siempre más eficaz qué un ventilador fijo ya que no estará soplando siempre en la misma dirección. Frecuentemente se tendrá que usar un ventilador de este tipo por metro cuadrado de cultivo.

Ventilador Pared        

Existen más tipos de ventiladores interesantes para el cultivo de la marihuana; algunos pueden acoplarse a una pared, otros vienen provistos con un pie. El fabricante Pure Factory también  dispone de los modelos llamados Boxfan que tiene una persiana encargada de distribuir el flujo de aire hacia todas partes si la activamos, repartiendo bien el aire entre nuestro cultivo de marihuana, pero puede dejarse fija si así lo preferimos.

Otra alternativa interesante sería, emplear un ventilador pinza (o varios), estos ocupan muy poco sitio lo que les hace ser muy prácticos. Por ejemplo se podrán fijar a las barras de los armarios de cultivo o disponer entre las plantas.

Muchos cultivadores emplean el excelente reflector Adjust A Wing con un ventilador de ese tipo colocado justo en frente de la bombilla, eso previene de qué se forme un punto caliente debajo de la bombilla de una manera casi tan eficaz que un cooltube ¡Y sin ningún desgaste de luz!.



Es importante adaptar el tamaño del ventilador al de las plantas. Está contraindicado, imponer una ventilación directa a jóvenes plántulas o esquejes, ya que eso podría deshidratar el joven y frágil follaje. Durante los quince primeros días de vida de la planta, puede perdonarse la ausencia de « removedor » de aire o sino utilizarlo indirectamente (haciéndolo soplar contra la pared del espacio de cultivo). Más adelante, a medida que van creciendo las plantas, más potente deberá ser el ventilador que remueve el aire. Una buena idea es agenciarse con ventilador que dispone de control de velocidades.

Ciclo de ventilación en el armario de cultivo

Cuando la bombilla del cultivo esté encendida, es imprescindible que toda la ventilación esté funcionando con la potencia suficiente para asegurar un buen clima (lo ideal es intentar no superar los 26°). Cuando la bombilla está apagada, y por tanto las plantas están en su periodo de noche, ya no será necesario sacar tanto aire del espacio de cultivo ya que la temperatura no será tan elevada ni la respiración de la planta necesitará tanta ventilación. Se puede entonces reducir la fuerza del extractor (con un regulador de potencia), y/o hacer que funcione por discontinuidad con un simple temporizador, por ejemplo quince minutos por hora. Lo mismo para el ventilador de aire.

Hay que tener en cuenta de no parar nunca completamente la ventilación durante varias horas, porque incluso en su periodo de noche, la planta necesitará un mínimo de renovación de aire para poder asegurarle la respiración.
Habrá también que tener mucho cuidado al final de la floración, porque bajar la ventilación incrementará el riesgo de moho. Os aconsejamos pues, que dejéis funcionando la ventilación 24h/24 durante ese último ciclo del cultivo.
A veces los cultivadores se incomodan al montar su espacio de cultivo al descubrir que toda la instalación genera un cierto nivel sonoro. Por suerte existen varias maneras para reducir el ruido rápidamente y con efectividad:

- Usar conductos de aire insonorizados en la entrada y salida del extractor con objetivo de reducir el ruido.
- Añadir un regulador con termostato o un controlador de clima GSE o Evolution.
- Enrollar con un edredón viejo todo el extractor RVK o PrimaKlima para reducir el ruido del motor.
- Añadir  un cajón insonorizado de madera o metálico.
- El filtro antiolor también reducirá ligeramente el nivel sonoro.

Cómo evitar el olor a marihuana
La manera más fácil y eficaz de librarse de los olores del cultivo de cannabis en interior es utilizar un filtro de carbón activo. Este tendrá que ser usado con un extractor RVK o PrimaKlima acoplándolo con tubo o celo de aluminio. Si no deseáis o no podéis utilizar un filtro de carbón activo, existen algunas alternativas:
- Instalar un ozonizador en el cuarto, alrededor del espacio de cultivo (no directamente dentro ya que el ozono es tóxico para las plantas)
- Utilizar gel antiolor que habrá que cambiar a menudo

Esperamos que siguiendo estos consejos, optimicéis la ventilación de vuestro espacio de cultivo al igual que vuestras condiciones climáticas ¡Y os deseamos unas excelentes cosechas!

Sinsemilla Steam.

 


Escribir un comentario


Código de seguridad Refescar

Productos destacados

  • Humus_de_Lombriz_506188ac167f2.jpg
    Humus_de_Lombriz_506188ac167f2.jpg
    El humus de lombriz es un abono muy...
    BioBizz Coco Mix (50 litros)
    BioBizz Coco Mix (50 litros)
    CocoMix es probablemente la mejor fibra...
    * Product has attributes
    Guanolita 100 Gr.
    Guanolita 100 Gr.
    Guanolita es el primer fertilizante...
    BioBizz Light Mix (20 litros)
    BioBizz Light Mix (20 litros)
    Light Mix es el sustrato ideal para que...
    * Product has attributes